emprender con éxito

LLEVA TUS FINANZAS DE MANERA EQUILIBRADA Y MODERADA

Cuando intentas poner en orden tu vida financiera, es muy fácil empezar por cortar todos los gastos. Sin embargo, el orden tiene que ver con llevar tus finanzas de manera equilibrada y moderada.

Es fácil iese a los extremos. Es muy probable querer compensar en exceso y no gastar dinero para tratar de controlar su dinero. Sin embargo, el equilibrio es clave. Si pasas de gastar dinero a, de repente, no gastar nada de dinero, se vuelve insostenible.

Aquí es donde entra en juego el equilibrio y la moderación.

Ser moderado no es lo mismo que ser barato, pero es muy fácil confundirlos. En la comunidad de finanzas personales, ya sea que esté en el equipo moderado o en el equipo excesivo, parece haber un consenso de que la privación simplemente entra en el territorio cuando uno intenta ser moderado . Esa es exactamente la forma en que mucha gente suele pensar.

No debe haber privaciones cuando se trata de llevar las finanzas de manera equilibrada y moderada. Equilibrado y moderado no significa que no puedas gastar dinero. No significa que no puedas gastar mucho dinero (si puedes permitírtelo). Tener las finanzas de manera equilibrada y moderada es poder gastar tu dinero en cosas que TÚ valoras.

Es el arte de no gastar más dinero en cosas que no significan nada para ti para poder tener más dinero para gastar en cosas que sí lo hacen. Es el arte de hacer lo que quieras con tu dinero. Como referencia, así es como se ve la visión tradicional de la moderación: Ser tacaño.

Llevar tus finanzas de manera equlibrada y moderada es ser económica con tu dinero. Para ir un paso más allá, económico se define como “marcado por el uso cuidadoso, eficiente y prudente de los recursos”.

Eso no quiere decir que no gastes dinero, sino que significa que eres intencional con tu dinero. Claro, hay momentos en los que es posible que tengas que eliminar algo o cambiar la forma en que gastas para obtener algo que deseas, pero eso no es privación.

Eso es enfocarse intencionalmente en usar su dinero para alcanzar una meta, ya sean boletos para el estreno de tu película favorita, un teléfono nuevo que quieres tener o ahorrar para tus próximas vacaciones.

Ser una mujer equilibrada y moderada es mucho más sostenible como un estilo de vida financiero porque ayuda a proporcionar ese equilibrio que tanto tú como tu familia necesitan desesperadamente. Cuando tienes equilibrio, se vuelve mucho más fácil evitar gastar por emoción o por impulso.

¿Qué hacer para mantener las finanzas equilibradas y moderadas

Para llevar tus finanazas de manera equilibrada y moderada hay una cosa que debes hacer: Tienes que determinar lo que valoras.

Tienes que conocerte a ti misma, lo que haces y lo que no te gusta. Es la decisión consciente de no gastar dinero en ciertas cosas (lo que no valoras) para poder gastar dinero en otras cosas (lo que sí valoras).

Nuevamente, eso no es privación porque eres libre de gastar dinero en lo que valoras y realmente quieres. Aquí hay dos cosas que debes considerar y que te ayudarán a determinar si valoras algo lo suficiente como para gastar dinero.

finanzas de manera equilibrada y moderada

Primero, ¿Realmente lo valoras? y ¿Cómo determinas ese valor?

Hazte estas tres preguntas:

1. ¿Cuánto tiempo voy a dedicar a esto?

¿Por qué gastar dinero en algo para lo que no vas a tener tiempo?

Pregúntate cuánto tiempo vas a gastar de manera realista en lo que sea que quieras comprar.

2. ¿Cuánto me divierto haciendo esto?

En el transcurso de algunos años, comencé a prestar atención a lo mucho que me divertía maquillarme y peinarme cuando era más jóven. Pero luego empezó a no ser tan divertido

Tienes que prestar mucha atención a lo que sientes cuando tratas de determinar tu nivel de diversión.

Y puede llevar algún tiempo darse cuenta.

Una cosa que he notado es que si estoy haciendo algo y empiezo a desear algo similar a lo que solía hacer, entonces no me estoy divirtiendo mucho.

No vale la pena gastar dinero en algo que sé que no voy a disfrutar.

3. ¿Es esto algo que disfruto compartir con los demás?

Hay experiencias y cosas que solía hacer que eran divertidas de hacer con otras personas. Nos dio intereses compartidos.

También habrá cosas que serán muy valiosas para ti, pero solo si las compartes con los demás.

Segundo: ¿Continúa creando valor?

La segunda cosa a considerar es si las cosas en las que está gastando dinero continúan creando valor para ti.

En la publicación anterior te hablé de gastar dinero en experiencias en lugar de cosas. Esto se debe a que las experiencias tienden a continuar creando valor.

¿Cómo? Creando recuerdos y fortaleciéndote a ti misma o a tus relaciones. Los recuerdos son algo que puedes revivir en tu mente. Las relaciones se fortalecen cuando pasas tiempo con alguien. Y los pasatiempos como leer u otras cosas que puede disfrutar mejoran tu mente y te relajan.

Como en la pregunta 3, reunirme con mis amigas para cenar es algo en lo que estoy más que dispuesta a gastar dinero porque continúa creando valor. Cultiva y fortalece las relaciones con cada uno de tus familiares y amigos. Crea recuerdos que puedas disfrutar.

Otra cosa en la que me gusta gastar dinero son las vacaciones familiares. Me encanta la experiencia que se genera, las actividades que compartimos y el tiempo que disfrutamos en familia. Siento que favorecemos relaciones más fuertes al poder pasar tiempo con mi familia y crear recuerdos con ellos. Es algo que valoro y también crea un valor continuo en mi vida.

Pregúntate si lo que estás gastando seguirá creando valor en tu vida. Crear recuerdos o una sensación de logro son solo un par de ejemplos de creación de valor continuo.

Lo que sigue es la parte divertida.

¡Pon tu dinero en algo que te gusta hacer o de lo que seas parte! Te animo a que uses los mismos consejos anteriores para determinar lo que realmente valoras y luego lo inviertas todo.

No te sientas culpable por gastar dinero en lo que te importa. Cuando apartas dinero para las cosas que realmente valoras, ya no hay razón para sentirte culpable por ello. No tengas miedo de reservar y presupuestar dinero para cualquier cosa que valores. De hecho, será más fácil trabajar en tu presupuesto si estás gastando en cosas que van de acuerdo con tus valores.

Cuando descubres lo que valoras y, en consecuancia, dejas de gastar dinero en las cosas que no valoras, tienes ese dinero extra para gastar en lo que más te importa. No es ser barato ni tacaño. Tampoco es privación.

Es sentirse libre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio