COMPRAR BARATO

COMPRAR BARATO VERSUS COMPRAR VALOR

Pasé muchos años comprando las cosas más baratas posibles para que pudiéramos avanzar en este viaje financiero, y aunque no me arrepiento en absoluto… He aprendido mucho desde entonces y también he aprendido la diferencia entre comprar barato versus comprar valor

Aunque barato no siempre significa mala calidad, y caro definitivamente no siempre significa mejor calidad, he aprendido que en muchos casos comprar cosas que están hechas para durar es una mejor opción que comprar el artículo más barato que satisfaga mis necesidades momentáneas .

En primer lugar, permíteme decir esto directamente… Sigo pensando que está bien comprar barato, incluso sabiendo que a veces no resulta ser el mejor artículo.

Creo que todo depende del lugar económico en el que te encuentres.

Si vives de sueldo en sueldo y se te rompió el refrigerador… No quiero que compres el refrigerador más caro porque te durará 20 años.

En 20 años, estarás fuera de este lío y podrás tener el refrigerador que quieras… con incrustaciones de diamantes si te gusta.

Lo que tienes que hacer es buscar en Internet y comprar lo más barato que puedas encontrar, porque en estos momentos lo que necesitas es conseguir lo más rápido posible un refrigerador que dure el tiempo suficiente hasta que puedas comprarte uno mejor. 

COMPRA BARATA

Lo que te quiero decir es que cuando necesitas algo y estás en condiciones de comprar de manera inteligente (y no en modo sobrevivir), tiene mucho sentido comprar por valor y no por precio.

Me tomó mucho tiempo adoptar esta práctica y todavía me encuentro cometiendo errores y comprando barato antes de pensar en ello. 

Aunque es un poco complicado acostumbrarse a determinar el valor de un artículo, a continuación te mostraré cómo se hace.

El valor de un artículo se calcula mirando el costo del artículo y dividiéndolo por cuántas veces se usará. Esto también se llama “costo por uso”. Entonces, si un suéter nuevo me cuesta $40 pero lo uso 20 veces cada invierno durante 3 años, entonces su costo por uso es de $40 dividido por 60, lo que equivale a $0,67 por uso.

Si tuviera que comprar un suéter realmente barato por $ 10 que me gustara pero no realmente, y solo lo usara 3 veces antes de que se quedara en el fondo de mi armario, entonces estaría gastando $ 3.33 por uso. El suéter de $40 ofrece más valor, aunque el suéter de $10 es más barato.

Eso se convierte en un poco de “matemáticas confusas” ya que estás tratando de predecir con qué frecuencia usarás algo. Pero a medida que te enfocas en esto y tienes más experiencia en cómo funcionó para ti en el pasado, puedes predecir esto con más precisión.

Y no es solo ropa…

Lo mismo se puede decir de muchos artículos que tienes en tu casa:

¿Esa hermosa caja organizadora de $5 que usaste una vez y nunca más volviste a tocar? Su costo por uso es de $5.

¿El hermoso organizador de zapatos en el vestíbulo que usaste todas las mañanas y noches durante los últimos 5 años? Aunque te cueste $300, su costo por uso es menos de un centavo.

El organizador de zapatos fue una gran compra, mientras que la caja organizadora fue una compra horrible. A medida que comiences a ver el valor de las cosas, dejarás de comprar cosas baratas que no necesitas y tendrás dinero para invertir en cosas que tienen valor.

COMPRAR BARATO

planner-de-finanzas-personales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio